viernes, 14 de febrero de 2020

POTAJE DE ACELGAS

     Otro de los muchos potajes que se elaboran en Moratalla es este que nos ocupa aquí: el de acelgas. Además, se elabora de forma muy parecida al resto de potajes: de pencas (o de cardo y apio), de alubias verdes, de tabillas, de calabaza, de habas y alcachofas, de Semana Santa, de trigo,... Recordemos que todos son prácticamente iguales y solo cambia la verdura que les da nombre, la cual se emplea dependiendo de la temporada del año en la que hagamos el guiso.





MATERIALES:
- Un puñado de alubias blancas
- Un puñado de garbanzos
- Un manojo de acelgas (opcionalmente se pueden usar espinacas)
- Dos o tres rebanadas de pan
- Dos o tres ajos secos
- Un puñadito de piñones (o almendras)
- Dos pimientos secos
- Dos patatas medianas
- Una cebolla
- Un tomate
- Pimiento molido
- Aceite de oliva
- Agua, sal y azafrán (o colorante alimentario)
- Un par de huevos cocidos (opcional)

ELABORACIÓN:

     Ponemos en una olla las legumbres (que habremos tenido a remojo desde la noche de antes) con agua limpia y encendemos el fuego. Si podemos, ponemos primero los garbanzos (pues son más duros) y al cuarto de hora, le añadimos las alubias. Conforme le vaya saliendo espuma, se la quitamos con un cucharón, hasta que queden sin ninguna. Hay quien lo hace solamente con alubias y quien lo hace solamente con garbanzos. En la variedad está el gusto, eso ya depende de cada uno.

     Mientras se cuecen las legumbres, vamos a ir friendo un par de rebanadas de pan y unos ajos secos en una sartén con aceite de oliva hirviendo. Cuando estén dorados, los sacamos y los picamos en un mortero, junto con unos cominos y las almendras o piñones. Le añadimos un chorrito de vinagre y lo reservamos.

     En ese mismo aceite vamos a sofreír un par de pimientos secos y los apartamos, luego ponemos una cebolla picada y cuando esté rehogada le añadimos un espolvoreo de pimiento molido y un tomate también picado. A los pocos minutos lo apartamos del fuego y lo reservamos.

     Cuando las legumbres estén tiernas, le ponemos a la olla las acelgas (o espinacas) hechas trozos medianos. A los diez minutos, le añadimos las patatas troceadas "a chasquido" (o como dicen los gallegos, "en cachelos") para que espese el caldo, el majado que tenemos en el mortero y el sofrito de la sartén y un poco de azafrán o colorante alimentario. Lo dejamos cociendo hasta que las patatas estén en su punto, rectificamos de sal y apagamos el fuego. Lo dejamos reposar unos minutos y ya lo tenemos listo para comer.

     Hay quien le gusta ponerle unos trocitos de huevo cocido por encima, al servirlo en el plato. Y hay quien le gusta añadirle a la cocción unos trozos de bacalao desalado (este se pondría desde el principio, junto con las legumbres, y esta versión se parece más al Potaje de Semana Santa).






No hay comentarios:

Publicar un comentario

JABÓN CASERO DE SOSA

MATERIALES:     Para el jabón básico (para uso corporal, para lavar la ropa, para fregar cacharros,...)     - 1 litro de aceite de cocina u...

Las recetas más populares: