jueves, 16 de mayo de 2019

POTAJE DE HABAS Y ALCACHOFAS

     Otro de los muchos potajes que se elaboran en Moratalla es este que nos ocupa aquí: el de habas y alcachofas. Igual que en el resto de potajes (de pencas de cardo y apio, de alubias verdes, de tabillas, de calabaza, de acelgas, de Semana Santa, de trigo, ...) vamos a poner la elaboración de la primera parte común y luego añadiremos la específica de la variable temática de este caso. Recordamos que todos son prácticamente iguales y solo cambia la verdura que les da nombre, que se emplea dependiendo de la temporada del año en la que hagamos el guiso.

INGREDIENTES:
     - 200 grs de alubias blancas
     - 2 ó 3 manojos de habas tiernas
     - 2 ó 3 alcachofas
     - 1 manojo de ajos tiernos
     - 1 patata mediana
     - 1 puñado de arroz o de aletría
     - Aceite de oliva, pimentón, azafrán, agua y sal.

Potaje de habas y alcachofas con aletría.
ELABORACIÓN:

     Ponemos a remojo las alubias la noche de antes para que se vayan reblandeciendo. Por la mañana les cambiamos el agua y las ponemos a hervir a fuego muy lento en una olla, más o menos con un litro de agua.  Cuando las alubias estén medio cocidas, procedemos a añadirle las verduras.

     En este caso, incorporamos a la olla los gajos de habas desgranadas y las alcachofas hechas cuartos. También se le suele añadir unos ajos tiernos y lo dejamos otro rato hirviendo a fuego suave (unos veinte minutos, dependiendo de la dureza de las verduras). También suele ser costumbre en el pueblo añadirle una pastilla de Avecrem (o concentrado de caldo de carne de cualquier otra marca) a los potajes, para que tengan más sabor.

     Cuando estén cocidas las verduras, le añadimos una patata hecha trozos medianos y, a los diez minutos, un puñado de arroz o de aletría (esto va en gustos). Lo rectificamos de sal, le ponemos una papeleta de azafrán (o colorante alimentario), un chorro de aceite (como medio vaso, más o menos) y dejamos que siga cociendo suavemente otros veinte minutos. Apagamos el fuego y cuando haya reposado un poco ya lo tenemos listo para comer.

     Como el resto de potajes, siempre ha sido costumbre tomarlos como plato único y acompañarlos de algún tipo de encurtido: pimientos o pepinillos en vinagre, olivas partidas, tallos de tápenas o incluso cebolla, ya sea en vinagre o tierna y cruda. Y por supuesto, no olvidemos servirlo con un buen vaso de vino.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

JABÓN CASERO DE SOSA

MATERIALES:     Para el jabón básico (para uso corporal, para lavar la ropa, para fregar cacharros,...)     - 1 litro de aceite de cocina u...

Las recetas más populares: