viernes, 10 de abril de 2020

PAN



    Aquí tenemos la forma de elaborar uno de los productos esenciales en nuestras mesas, el pan. Algo básico y fundamental, que casi siempre compramos ya hecho de las panaderías o supermercados, pero que antiguamente se amasaba con muchísima frecuencia en las casas. Esta costumbre se está retomando últimamente, y por ello vamos a facilitar aquí la forma de hacerlo.




MATERIALES

    * Para la creciente:
        - 125 cl de agua
        - 5 gr de levadura
        - 150 gr de harina

    * Para la masa:
        - 400 gr de harina de fuerza (si no la encontramos, usamos harina normal)
        - 400 gr de harina todo uso (harina normal)
        - 1/2 litro de agua tibia
        - 10 gr de levadura fresca
        - 1 pizca de sal


PREPARACIÓN

    Tenemos que preparar la creciente la noche antes. Para ello mezclamos los materiales indicados y los dejamos reposar.

    Al día siguiente, ponemos la harina en un bol, la mezclamos con la sal y hacemos un hueco en el centro, seguidamente ponemos la creciente y el agua tibia con la levadura diluida en ella. Lo mezclamos todo muy bien y, cuando esté la mezcla hecha, la ponemos en una tabla o en el mármol de la cocina y lo amasamos. Para ello espolvoreamos la superficie con harina y le vamos dando vueltas una y otra vez durante unos minutos. Podemos untarnos las manos con aceite de oliva para evitar que no se nos pegue la masa.

    Una vez que hayamos terminado esta operación, dejamos reposar la masa bien tapada con un paño de cocina a temperatura ambiente (a ser posible, que sea cálida para que suba más rápido). Cuando doble el volumen (el tiempo es muy variable, puede ser media hora o varias horas) la sacamos, volvemos a amasarlo un minuto o dos para sacarle el aire y hacemos el pan (o panes). Los colocamos en una paño espolvoreado de harina, lo tapamos y dejamos que vuelva a aumentar de volumen. 

    Mientras tanto, ponemos el horno a unos 190° grados. Cuando la masa de los panes haya subido les hacemos los típicos cortes o marcas en la parte superior, los colocamos en una bandeja con papel vegetal untado de aceite, los podemos espolvorear si queremos con un poco de harina para darle un aspecto más rústico y los metemos al horno hasta que estén cocidos. El tiempo de cocción es alrededor de una hora, pero dependerá de cada horno y de la temperatura a la que lo tengamos, eso ya es cosa de que cada cual le vaya pillando el puntillo al asunto.

    Cundo los saquemos del horno los dejamos enfriar al aire libre y luego los guardamos en una bolsa de tela o de papel, pero nunca de plástico.

    ¡Que aproveche!









No hay comentarios:

Publicar un comentario

JABÓN CASERO DE SOSA

MATERIALES:     Para el jabón básico (para uso corporal, para lavar la ropa, para fregar cacharros,...)     - 1 litro de aceite de cocina u...

Las recetas más populares: