lunes, 1 de julio de 2019

CEBOLLA FRITA



     Uno de los platos más sencillos, suculentos baratos y socorridos de nuestra cocina. Antiguamente no había despensa en las casas del pueblo que no tuviera una fuente de cebolla frita siempre disponible para acompañar a carnes, huevos o patatas fritas. 

     Su elaboración es de lo más simple del mundo. Cortamos las cebollas en rodajas finas, las ponemos en una sartén con un chorro de aceite, un espolvoreo de sal y uno o dos vasos de agua, y empezamos a rehogar a fuego lento. Si tapamos la sartén, mejor que mejor. Le vamos dando vueltas de vez en cuando hasta que adquiera una textura blandita y el característico color miel. La apartamos del fuego y ya la tenemos lista para comer, a ser posible acompañada de un buen pan de carrasca, pinchando trozos en la punta de la navaja y sopándolos en el fritorio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

JABÓN CASERO DE SOSA

MATERIALES:     Para el jabón básico (para uso corporal, para lavar la ropa, para fregar cacharros,...)     - 1 litro de aceite de cocina u...

Las recetas más populares: